• La Alianza ELEVA, unión estratégica de asociaciones empresariales compuesta por ANAGRUAL, ANMOPYC, ANAPAT, AECE y FANAGRUMAC muestra su preocupación por la coyuntura geopolítica y económica que se está desarrollando en el momento actual y que está repercutiendo de forma especialmente negativa en el sector de maquinaria de elevación.

    La crisis de las materias primas, la escasez de semiconductores, la paralización de la actividad industrial en algunos sectores por la pandemia, el encarecimiento de los fletes, la crisis energética y otros condicionantes geopolíticos han hecho que, en el último año, los costes de la actividad y los plazos de entrega se hayan visto notablemente afectados, cuestión que preocupa especialmente a todos los actores de nuestro sector.

    Existe una absoluta incertidumbre en el mercado por la indeterminación de los plazos de entrega y por el aumento exponencial de los costes de algunos bienes imprescindibles para la fabricación, distribución y comercialización en sus diferentes formas (venta, alquiler) de la maquinaria, razón por la cual las empresas de maquinaria que operan en España, han debido hacer ajustes en sus procesos de producción y comercialización de los equipos, sin que exista una certeza sobre el plazo por el cual se prolongarán estas circunstancias que pueden acabar asfixiando la salud económica y financiera de las empresas del sector.

    Por otro lado, nos encontramos ante las dificultades para la contratación de personal cualificado para nuestras empresas, debido al alto coste laboral, la falta de flexibilidad y la imposibilidad de formar trabajadores especializados por el escaso apoyo de las administraciones en nuestro sector.

    Ante esta grave situación, la Alianza ELEVA quiere hacer una llamada de alarma a las diferentes instituciones, pues medidas encaminadas al incremento de impuestos de toda índole, o el incremento de los seguros y cotizaciones sociales, solo harían agravar una situación que puede poner en riesgo la recuperación económica tras la pandemia, no solo de nuestro sector sino también de la economía en general.

    Frente a ello, la alianza ELEVA reclama de las instituciones una cooperación leal que permita poner fin a la incertidumbre sobre el aumento exponencial de los costes de producción, así como medidas que coadyuven a las empresas del sector de maquinaria a afrontar los retos de digitalización, electrificación y descarbonización con todas las garantías, y políticas que favorezcan la contratación de personal cualificado que mejoren los niveles de empleo. Es un reto que nos concierne a todos y cuya oportunidad no podemos dejar escapar.

    DESCARGA DEL MANIFIESTO

     

Pin It on Pinterest